Tu hijo de 7 meses

Ya tengo siete meses y mi espalda está mucho más firme, lo que me permite sentarme. Incluso puedo girar mi tronco mientras estoy en esta posición. El crecimiento de mis dientes continúa, y a lo mejor esto me tiene un poco más irritable. Por eso es bueno que me des alimentos fríos y mordedores, para aliviar este malestar.

¿Cómo crezco a mis siete meses?

Ya tengo siete meses y practico diariamente para estar más firme al sentarme. Cada vez me cuesta menos enderezar mi espalda y podría girar mi tronco mientras permanezco sentado, lo que me permite tomar y dejar juguetes en un mismo lugar y mantenerme entretenido por más tiempo. Sin embargo, aún podría desequilibrarme y caer, por lo que será una buena idea que pongas cojines a mi alrededor.

Es probable que durante esta etapa comiencen a salirme los dientes, por lo general aparecen primero los incisivos centrales inferiores y luego los superiores. Notarás que mis encías se hinchan y salivaré más de lo normal, lo cual significa que el diente está por salir. Además, durante el crecimiento probablemente esté más sensible e irritable, incluso podría darme fiebre.

Me aliviará muchísimo si me das alimentos fríos y mordedores de gel especiales para la dentición, también si pasas tus dedos por mis encías será muy aliviador.

¿Qué podemos hacer para fomentar mi desarrollo?

A mis siete meses ya podría hacer varias gracias como tirarte un beso, saludarte con la mano y tapar mi cara con las manos simulando que no estoy. Todo esto lo he aprendido gracias a que tú me lo has enseñado, recuerda que imito todo lo que haces y mientras más veces hagas alguna acción más rápido la aprenderé.

Otros temas que te podrían interesar: