Semana 40 de embarazo: ¡ya estoy aquí!

Durante la semana 40 de embarazo generalmente mi cabeza ha descendido a la parte inferior de la pelvis y solo estoy esperando el momento indicado para nacer ¡paciencia!

Mi crecimiento y desarrollo

Ya estoy listo para nacer: mi cabeza ha descendido a la parte inferior de la pelvis y estoy esperando el momento adecuando para salir al mundo exterior. Probablemente esta semana pese aproximadamente 3.2 kilos y mida casi 51 centímetros.

Mis huesos del cráneo aún no se fusionan completamente, por lo que podré ajustarme y pasar a través del canal del parto. No se asusten si al nacer mi cabeza queda con forma de cono, esto es normal y vuelve rápidamente a su forma original.

Si acuden al médico esta semana algunos médicos optan por realizar un tacto vaginal -con tu consentimiento-, con el objetivo para identificar la maduración del cuello del útero ¡quizás se lleven una gran sorpresa y queden horas o pocos días para conocernos!

Cambios en mi mamá

Mi llegada puede ser en cualquier momento. Mamá debe estar nerviosa y afectada por todo lo que se viene y los cambios que ha experimentado su cuerpo. El estar tranquila y relajada puede favorecer el momento de mi parto.

Recomendaciones para esta semana

En estos momentos mi mamá deber tener todas sus cosas listas para esperar mi llegada en el hospital o la clínica. Debe relajarse para que todo salga bien, y descansar lo suficiente para no sufrir problemas. Mi llegada puede ocurrir en cualquier momento, y es mejor que eso pase en un lugar seguro, desde donde se pueda desplazar rápidamente al lugar donde me tendrá.

Otros temas que te podrían interesar: