Semana 38 de embarazo: papás, ¿ya tienen todo listo?

Algunos bebés nacemos fuera de la fecha planificada, lo que es absolutamente normal. Mis papás deben estar ansiosos por conocerme, pero ya queda muy poco. Estas semanas serán cruciales para tener todo preparado para mi llegada, pues luego de mi arribo no tendrán mucho tiempo.

Mi crecimiento y desarrollo

Ya peso cerca de 3.1 kilogramos, y mido unos 50 centímetros. A partir de esta semana podría nacer en cualquier momento: el 85% de los bebés nacemos dentro de un plazo de dos semanas de la fecha probable de parto, que es cuando se cumplen exactamente las 40 semanas.

Lo más seguro es que estén muy ansiosos por saber cómo seré o de qué color tendré mis ojos. Van a tener que esperar para descubrirlo, ya que las primeras semanas no tendré mi color definitivo -será un tono grisaceo que tenemos todos los bebés- y solo con el paso de los meses mi iris ganará más pigmento.

Aprovechen este último tiempo para preparar mi cuarto y terminar de comprar todo lo necesario para mi nacimiento. Las primeras semanas será difícil salir de compras, por lo que es mejor abastecerse de todo lo necesario con anticipación.

Cambios en mi mamá

Mi mamá seguirá con su ombligo sobresalido, muchas ganas de orinar por la presión que le ejerzo en la vejiga y mucha hinchazón en su piernas y pies. Como ya he crecido mucho y no tengo espacio, cada movimiento que haga se verá a través de la panza de mi mamá.

Recomendaciones para esta semana

Es importante que compren todo lo necesario y que mi mamá descanse lo suficiente. Debe seguir atenta ante cualquier cambio en mis movimientos o algunos síntomas que le den indicios de que estoy por llegar. En esta etapa es importante que ella siga hidratándose y comiendo bien, pues en esta etapa absorbo más nutrientes que nunca.

Otros temas que te podrían interesar: