Semana 36 de embarazo: preparando mi posición para nacer

Durante la semana 36 de embarazo ya ocupo todo el espacio del líquido amniótico. Lo más probable es que esté en posición para nacer (con la cabeza hacia abajo) y que mi mamá sienta algunas molestias, como muchas ganas de orinar e hinchazón, además de dificultades para respirar.

Mi crecimiento y desarrollo

Esta semana lo más probable es que pese aproximadamente 2 kilos 600 gramos y mida 47.4 centímetros, ocupando todo el espacio del saco amniótico, por lo que ya no tengo mucho espacio para dar vueltas hacia adelante y atrás, aunque seguirán sintiendo mis patadas y movimientos fetales.

Durante este periodo sigo acumulando meconio, que es una sustancia negruzca que botaré al nacer, como parte de mi primer movimiento intestinal. Lo más probable es que esto ocurra en el centro hospitalario y al llegar a casa comience con deposiciones amarillas o verdes.

Al final de esta semana ya seré un bebé a término -antes de la semana 37 los bebés somos considerados prematuros y entre la 37 a 41 a término- y lo más probable es que esté en la posición para nacer: con la cabeza hacia abajo. En caso que no esté de esta manera el médico evaluará la situación y probablemente recomiende una cesárea o alguna maniobra para intentar girarme, llamada versión cefálica exterior.

Cambios en mi mamá

Mi mamá ya está en sus últimas semanas y de aquí en adelante le costará mucho trabajo respirar. Esto ocurre porque su útero ha alcanzado mil veces su tamaño natural, ¡todo para poder albergarme durante nueve meses!

Lo más probable es que haya aumentado entre 12 y 13 kilos. Inclusive, puede que durante las últimas semanas que le quedan conmigo en su interior aumente otro kilo más, esto depende de cada mamá. Esto le produce dificultades para mover e hinchazón en varias partes de su cuerpo

Recomendaciones para esta semana

Si mi mamá tiene sus piernas o pies hinchados es bueno que los ponga en alto para disminuir la irrigación de sangre en esas zonas, y así alivie un poco las molestias. Descansar también le ayudará a sentirse un poco mejor.

Otros temas que te podrían interesar: