Semana 30 de embarazo: ya tengo pelo

Durante la semana 30 de embarazo el fino vello que cubre mi cuerpo comienza a desaparecer, porque ya estoy casi listo para nacer. En cambio, el pelo sobre mi cabeza sigue creciendo, pero se caerá durante mis primeros meses de vida y será reemplazado por uno nuevo.

Mi crecimiento y desarrollo

Ya mido 40 centímetros y peso cerca de 1.5 kilos. Durante esta semana el lanugo -vello fino que cubre mi cuerpo- comenzará a desaparecer, pero algunos bebés no lo eliminamos por completo, por lo que podría nacer con él en algunas partes como hombros, espalda y orejas.

Mientras tanto, mi cabello sigue creciendo y comienza a ponerse más espeso. Lo más probable es que cuando nazca tenga mi cabeza con cabello, pero éste se caerá dentro de mis seis primeros meses de vida y me saldrá uno nuevo, generalmente más suave y delgado.

Estoy rodeado de un litro y medio aproximadamente de líquido amniótico, pero a medida que siga creciendo éste se reducirá, dejando más espacio para el útero de mi mamá que ¡no deja de crecer!

Cambios en mi mamá

Los cambios hormonales que ha experimentado durante este periodo han hecho que sus ligamentos se pongan más laxos, por lo que debe tener cuidado al caminar, evitando caídas y accidentes.

Recomendaciones para esta semana

Estando tan cerca del parto, las mujeres que tienen riesgo de parto prematuro deben tener en cuenta lo siguiente: tener un aumento de peso saludable, una buena nutrición, tener cuidado con la limpieza de los dientes y encías, no permanecer mucho de pie y así evitar el trabajo físico excesivo, abstenerse de sexo, cuidarse de infecciones, entre otros.

Ante cualquier duda es mejor consultar con el médico.

Otros temas que te podrían interesar: