Semana 27 de embarazo: ¿me oyes?, ¿me escuchas?, ¿me sientes?

Durante la semana 27 de embarazo es más probable que si alguien toca la panza de mi mamá sienta mis movimientos en su interior, incluso algunos podrán escuchar los latidos de mi corazón si se acercan bien.

Mi crecimiento y desarrollo

Peso cerca de un kilo, y mido unos 37 centímetros. Lo más probable es que durante este último tiempo cualquiera que toque la panza de mi mamá sea capaz de percibir algunas patadas, ya que cada vez me muevo con más facilidad. Por otra parte, ahora puedo dormir y despertarme en periodos regulares, abriendo y cerrando mis ojos cuando lo requiero.

Si realizan una ecografía en este periodo es probable que me vean sonriendo, especialmente si me encuentro en la fase de movimiento ocular rápido del sueño.

Alrededor de las 27 semanas de embarazo es posible escuchar mis latidos si alguien pone sus oídos en el abdomen de mi mamá. Mi ritmo cardíaco está relacionado a su estado, es decir que si ella está tranquila o estresada yo lo sabré y sentiré.

Cambios en mi mamá

Desde este momento los cambios hormonales de mi mamá pueden ir cambiando semana a semana. Hay algunas mujeres que pueden sufrir contracciones de Braxton Hicks, que provocan una contracción de útero.

Estas son normales y lo más probable es que las sienta a partir de la semana 39. En caso de sentir más de 5 en una hora es necesario que vaya al médico.

Recomendaciones para esta semana

Si hay planes de vacaciones estando embarazada es importante que mi mamá tenga varias cosas en cuenta al momento de viajar. Por ejemplo, si se va a ir a un lugar que tiene un horario diferente, es mejor adaptarse desde antes de partir. Ojalá sea un destino cómodo, para que se relaje.

También puede ser una buena idea tener un seguro médico de viaje, llevar un documento con historial médico, y preparar un botiquín de emergencia en caso de alguna eventualidad.

Otros temas que te podrían interesar: