El sexo durante el embarazo

Young couple man and woman expecting baby standing together at home

Durante el primer trimestre de embarazo es muy común que la mujer no sienta muchas ganas de tener relaciones sexuales, debido a los malestares típicos de este periodo.

Sin embargo, a partir del cuarto mes de gestación, ese panorama podría cambiar radicalmente, porque al decirle adiós a las nauseas, y estar más tranquila de que el bebé que viene en camino está sano, es muy normal que la mujer experimente un aumento del deseo sexual.

Las hormonas generan más flujo sanguíneo en la parte de la pelvis, lo que provoca una mejor lubricación y por ende goce sexual, es importante que tanto el hombre como la mujer se sientan cómodos, ya que es posible que la mujer se sienta poco atractiva, y por su lado el hombre podría experimentar miedos en cuanto a la seguridad del bebé.

Sin embargo, sí el embarazo ha transcurrido de manera normal, no habrá ningún inconveniente en que la pareja tenga relaciones sexuales.
En cuanto a las posiciones, no existen reglas que indiquen cual es mejor o peor, simplemente la pareja debe buscar las poses con las que se sienten más cómodos y confiados.

Finalmente, sí la mujer presenta placenta previa, sangrado vaginal inexplicable o secreción anormal, calambres abdominales, insuficiencia cervical o cuello uterino dilatado será recomendable detener el acto sexual y acudir inmediatamente a un centro asistencial.
Otros temas que te podrían interesar: