Teñirse el pelo durante el embarazo

Make it properly. Beautiful charming woman sitting in the hairdressing salon while professional hairdresser dyeing her hair

Teñirse o no el pelo durante el embarazo es una duda que muchas mujeres embarazadas se plantean.

Es normal que las mujeres quieran verse bien y busquen complementar esta etapa con una renovación de apariencia. Sin embargo, la gran cantidad de químicos que los tintes poseen, asustan a la mayoría a tomar la decisión.

La Organización de Servicios de Información Teratológica de Estados Unidos, quienes se encargan de investigar e informar acerca de los potenciales riesgos en la reproducción, plantean que no hay casos que demuestren que los tintes tengan algún impacto negativo en los embarazos humanos.

De todas formas siempre es recomendable esperar hasta aproximadamente el cuarto mes de gestación, cuando el bebé ya tenga sus órganos vitales, cabeza, cuerpo y extremidades, formados.

Una opción para las más temerosas puede ser preferir productos naturales, que no contentan amoníaco. Si bien los resultados no son los mismos, el pelo puede adquirir lindos y suaves reflejos.

En el caso de los productos para alisar el cabello, últimamente muy de moda, el formaldehído presente en todos ellos es potencialmente dañino en dosis elevadas o por largo tiempo de exposición, en consecuencia, mejor evitarlo durante el primer trimestre y de usarlo en otro periodo de la gestación.

Es importante recordar que durante el embarazo, a veces la piel se vuelve un poco más sensible, y puede existir la posibilidad de que el producto para teñirse el pelo pueda causar una reacción alérgica o irritación. Estas suelen ser inofensivas, pero es mejor prevenir, y probar antes el producto sobre la mano por ejemplo, para ver cómo funciona.

Otros temas que te podrían interesar: