Cuándo los bebés pueden tomar clases de natación

One year baby girl at his first swimming lesson wiht mother

Los bebés aproximadamente a partir de los tres meses podrían participar en programas especiales de trabajo en el agua junto a sus padres, como parte de una actividad social, que además los relaja y les enseña a conocer el medio acuático.

No obstante, para que un niño realmente aprenda a nadar y pueda tomar clases “formales” de natación, debe tener por lo menos unos 2 ó 3 años. Sólo en este momento estará preparado para escuchar y comprender las instrucciones que le permitirán aprender a nadar.

Recuerda que cuando son muy pequeños no pueden estar en piscinas que sean demasiado frías, para que no sufran de hipotermia, y tampoco muy calientes, o pueden contraer alguna infección. Idealmente la temperatura del agua debe estar entre los 24 y los 28 grados.

¿Con qué tener precaución?

Muchos niños que van a la piscina terminan sufriendo intoxicación por agua. Cuando una persona bebe demasiada agua se reduce de forma considerable el sodio de la sangre, lo que puede provocar traumatismos muy graves.

Además, los niños que han sido expuestos de forma muy temprana al agua no muestran un mayor rendimiento acuático que aquellos que comienzan después.

Por otro lado, el agua es un buen ambiente para los niños, pues los ayuda a mejorar su sistema psicomotor.

¿Cuáles son las recomendaciones?

  • Evitar sumergir la cabeza del bebé.
  • Si los papás deciden enviar a su hijo menor de 3 años a clases de natación es importante respetar la relación uno a uno, es decir, que solo debe haber un adulto por niño supervisando que esté todo bien.
  • Las clases de natación grupales son recomendables para niños mayores de 3 años.

Otros temas que te podrían interesar: