12 meses y más: precaución con algunos alimentos

Luego de cumplir un año, los niños pueden comer prácticamente de todo. Si se le han incorporado variados ingredientes, seguramente no tenga problemas para comer lo que se le ofrezca.

Sin embargo, de igual forma, se debe tener precaución a la hora de alimentarlo, principalmente por el riesgo de ahogamiento.

  • Evitar pedazos grandes. Luego del año, los niños deben comenzar a comer en trozos, pero pequeños, del porte de un poroto
  • Supervisión constante. Esto sobretodo si el niño está comiendo alimentos que son pequeños y duros, como nueces, palomitas o caramelos. También hay que tener cuidado con  los que son blandos y pegajosos,como marshmallows, o mantequilla de maní ya que se pueden pegar en la garganta del niño
  • No comer mientras camina. Podría caerse y atorarse con lo que está intentado comer, además es recomendable que tampoco coma mientras va en el auto, ve tele o está recostado. La distracción podría provocar que se olvide de masticar y se ahogue

Es aconsejable que el niño tenga hábitos de alimentación, relacionando la comida con una rutina, es decir siempre en la silla de comer y a una hora específica. Así, poco a poco irá ampliando sus gustos y comenzará a comer cada vez como un adulto, sin dejar nunca de supervisarlo.

Otros temas que te podrían interesar: