Consumo de yogurt en bebés

Actualmente no existe un consenso sobre la edad exacta para introducir el yogurt en la dieta de los bebés, la mayoría de los pediatras autorizan su consumo entre los 7 y los 9 meses de edad.

Una vez que el pediatra autoriza el consumo de yogurt se recomienda comenzar por aquellos de color blanco -vainilla, piña, chirimoya o natural-, ya que contienen menos colorantes, incluso al natural se le puede agregar frutas.

La primera vez que se les da este alimento a los bebés es importante mantenerse atentos por si presentan alguna erupción cutánea alrededor de la boca, están más irritable o bien tienen diarrea, ya que son señales de intolerancia a la leche.

También se debe prestar atención a los signos de alergia. Los síntomas más habituales son inflamación de lengua, labios y cara, erupción cutánea, calambres abdominales, vómitos y diarrea.

El yogurt es buena alternativa para los bebés que han comenzado a rechazar la mamadera, y prefieren los alimentos que se puedan comer con cuchara. Tiene una textura agradable, y un buen aporte en vitaminas A, B y D. Además, es bastante útil para dárselo a los niños como merienda, o como postre luego de la comida.

También hay que agregar que el yogurt es un gran aporte porque tiene un valor biológico importante, ya que contiene una gran cantidad de bacterias vivas que contribuyen a recuperar la flora intestinal después que el niño ha estado enfermo o bajo un tratamiento con antibióticos. Es de fácil digestión y ayuda a reponer las defensas que perdió mientras estuvo convaleciente.

En caso de reacciones alérgicas también se debe consultar con un especialista para saber cómo proceder.
Otros temas que te podrían interesar: