Uso de talco en el recién nacido

Mom applying talc powder from plastic tube to the baby body for skin care

Antiguamente cuando se bañaban o mudaban a los bebés recién nacidos se les aplicaba talco, para evitar la humedad en los pliegues de su cuerpo. Actualmente la mayoría de los médicos recomiendan no utilizar este producto, ya que podría causar problemas respiratorios o daños pulmonares por su inhalación.

Cuando se utiliza talco salen pequeñas partículas que son inhaladas fácilmente por los bebés.  La exposición a estas sustancias cuando los niños son muy pequeños, está relacionada con una alteración en los niveles hormonales, así como con el aumento de alergias o eccemas.

Dentro de los productos que existen actualmente en el mercado, podemos encontrar el talco líquido, que funciona como una crema y al esparcirlo se reduce la humedad en el cuerpo del bebé: una buena opción para quienes gustan de estos productos.

Recomendaciones para quienes quieran hacer uso de talco

  • Preferir talcos en base a harina de maíz, en vez de talcos comunes, pues sus partículas son más grandes y duras lo que hace más difícil que los bebés puedan inhalarlas
  • Almacenar el talco fuera del alcance del bebé, para evitar que volteé el frasco y termine inhalándolo
  • Limpiar cualquier residuo en la piel de los pliegues cuando se cambie el pañal o después de un baño, porque puede provocar irritación
  • Repartir el polvo lentamente en las manos antes de aplicarlo

Otros temas que te podrían interesar: