El gateo en los bebés

Para que un bebé pueda gatear debe ser capaz de sentarse sin apoyo, ya que en ese momento sus brazos, piernas y músculos de la espalda son lo suficientemente fuertes para soportar su peso en el suelo y levantar  manos y  rodillas.

Joyce Brender, kinesióloga especialista en el desarrollo motor de los niños asegura que gatear es un hito motor muy importante en el desarrollo motor de los bebés. “Primero viene el arrastre donde aún no son capaces de despegar el cuerpo del suelo y luego puede venir el gateo inmaduro o inicial, donde aún no logran disociar las extremidades”, manifiesta.

En la teoría, los bebés aprenden a gatear entre los 8 y los 12 meses generalmente, pero  Brender destaca que cada bebé es diferente y tiene su propio ritmo.

Según Tamara Gallagher, kinesióloga “el gateo es importante por la información sensorial que entrega, porque se produce una integración sensorial. Cuando se tiene un bebé en el suelo, él experimenta texturas, temperaturas y sensaciones que le entrega a sus sentidos información del ambiente. Además, el gateo ayuda al bebé a conocer los conceptos de espacialidad y distancia”, sentencia.

Tipos de gateo

  • Sentado. Suelen moverse de un lado a otro sentados, con una pierna estirada y otra flexionada. Según estudios, este tipo de desplazamiento puede ser hereditario, pues del 40 % de los niños que utilizan esta forma, tienen una mamá o un papá que también lo hicieron
  • Peonza. El bebé hace palanca sobre la panza, y balancea la parte superior del cuerpo o las piernas. En general, los niños que comienzan desplazándose de esta forma, no terminarán utilizando la clásica forma de gateo en 4
  • Crawl. El niño se arrastra sobre la panza, llevando adelante primero los brazos, y luego los pies. Es común que en poco tiempo terminen utilizando el clásico estilo de gateo
  • Serpiente. El niño realiza movimientos parecidos a los de una serpiente, moviendo la cadera y los hombros de forma alternada, pero lo pancita hacia arriba. No es una forma de desplazamiento muy común
  • Croqueta. El niño gira sobre si mismo, ayudándose de piernas y brazos, pero pronto terminan dándose cuenta de que hay otras formas más cómodas para moverse

Brender asegura que los beneficios del gateo son muchísimos y por eso debe ser incentivado en casa. “Los bebés que no gatean principalmente se debe a poca experiencia en los meses previos a la posición de guatita, por eso es importante comenzar desde chiquititos. Con pequeños tips y clases de estimulación se puede lograr el gateo”, manifiesta.

Joyce Brender, kinesióloga e instructora de masaje infantil de ActiKids aportó información valiosa para desarrollar este artículo. Puedes contactarla a través de su correo: contacto@actikids.cl, sus redes sociales Twitter: @Actikids – Facebook.com/actikids – Instagram: @Actikids o en el centro Actikids ubicado en Av La Dehesa 181, Oficina 603.
Otros temas que te podrían interesar: