Armando el cuarto del bebé

Una de las tareas más entretenidas antes de la llegada de los bebés, es armar la pieza del bebé, y si bien, puede ser agotador para algunos padres, es posible hacer de esto una tarea divertida y amena.

Existen algunos elementos que son fundamentales para los primeros meses, y otros que podrían esperar. Por ejemplo, la cuna definitiva no será necesaria hasta que el bebé deje el moisés.

Un mueble que sin duda será fundamental desde el inicio es una cómoda para guardar la ropa y todas las cosas del bebé. Otro artículo importante es un canasto para la ropa sucia.

Es posible que el bebé requiera varias mudas durante el día y se debe prestar particular atención al lavado de las prendas del bebé; usar detergente hipoalergénico y suavizante son medidas especiales para tratar la ropa de los más pequeños, y es importante que cuente con un trato separado con respecto al resto de la familia,

También será bueno contar con un mudador, no es aconsejable mudar al bebé sobre la cama, ya que podría dañar la espalda de quien lo realice, lo que hace fundamental contar con un mueble especial para este propósito.

Además, muchas mamás optan por tener en la habitación del recién nacido una silla o sillón especial para amamantar, permitiéndoles estar cómodas y relajadas al momento de alimentar al bebé.

Vale la pena destacar que en muchas ocasiones el dormitorio del bebé también es su cuarto de entretenimiento, así que hay que considerar el espacio para el juego y diversión del bebé, además de la organización luego de que los juegos hayan terminado.

Si bien es una habitación para el bebé, hay que verificar que sea a prueba del bebé, en este sentido La Comisión de Seguridad de Productos del Consumidor de los Estados Unidos recomienda que la cuna cumpla con las normas actuales de seguridad y que tenga un colchón mudador firme, plano y bien ajustado.

Además debe evitarse que esté cerca de ventanas y persianas o cordones de cortinas para evitar el riesgo de estrangulación, sin olvidar los protectores de ventanas, enchufes y otros artefactos de seguridad.

Recuerda que lo más importante en esta etapa es vivirla con amor y a concho; recibir a un bebé en tu casa siempre es un acontecimiento maravilloso, así que, !disfrútalo!

Otros temas que te podrían interesar:

Armando la pieza

Comenta